Cómo evitar que mi perro coma heces

La especie canina puede tener muchos misterios y comer heces es uno de los más oscuros, esta costumbre se le denomina coprofagia y es un problema más común de lo que parece.

Para evitar que tu perro coma heces debes descubrir cuál de los muchos factores puede estar ocasionando este molesto problema.

La metodología para solucionar cada caso puede variar y a continuación encontrarás las razones más comunes por las que tu perro puede estar comiendo las heces propias o de otros animales.

Consumo de heces a causa de parásitos intestinales

Los parásitos intestinales pueden impedir la correcta absorción de los nutrientes que tu perro consume en su comida.

La carencia de nutrientes que un perro sufre a causa de los parásitos intestinales puede causar anemia, debilidad y el impulso del animal para suplir esas deficiencias consumiendo sus heces.

Por regla debes desparasitar a tu perro cada 2 o tres meses, Esto es muy fácil de hacer y la forma más sencilla es administrar un antiparásito en la comida del animal, debes tomar en cuenta el peso y la edad del perro para determinar la dosis correcta.

Si el problema persiste debes saber que algunos parásitos son resistentes a la composición de las pastillas más comunes, en este caso lo más correcto será acudir al veterinario para hacerle un examen de heces y determinar qué tipo de parásito está afectando a tu perro. 

Existen parásitos muy resistentes como las Giardiasspp que ameritan un tratamiento más largo con un antiparasitario específico y antibióticos.

Comer heces por una alimentación de baja calidad

Las carencias nutricionales que un pienso de mala calidad puede provocar son tan graves que pueden estar ocasionando que tu perro busque remediarlo consumiendo sus heces o las de otros animales.

Las múltiples marcas que se consiguen en el mercado suelen no tener un riguroso control de calidad, es por ello que debes tratar de elegir uno que pueda cumplir con todas las exigencias necesarias para la buena salud de tu perro.

No dudes en pedir la opinión a tu veterinario de confianza  cuando busques un pienso para tu mejor amigo.

Existe también la opción de darle a tu perro una comida hecha a partir de ingredientes naturales sin procesar, es indudable que la comida de este tipo siempre será superior si logras balancear la ingesta de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales sin olvidar que también contenga fibra.

Si deseas implementar un régimen alimenticio más natural con tu mejor amigo puedes investigar un poco sobre la dieta Barf.

La cantidad de comida que el perro ingiere debe ser suficiente para su gasto calórico diario, siendo también un  problema si te sobrepasas en las porciones que le das al animal, para ello debes tomar en cuenta el peso del can y las actividades que realiza.

Comer heces a causa de enfermedades

Estos animales no están exentos de sufrir enfermedades de tipo digestivo que pueden afectar órganos muy delicados.

La inflamación del páncreas o insuficiencia pancreática exocrina puede provocar insuficiencia de enzimas digestivas (amilasa) o en su defecto que estás no se estén liberando correctamente.

Un pienso de mala calidad suele tener exceso de cereales y la baja cantidad de amilasa no son suficientes para degradar los hidratos, esto puede ser una de las razones  para que los perros consuman sus heces.

Una condición médica conocida como la enfermedad inflamatoria intestinal o (IBD) inhibe la capacidad para absorber los nutrientes que el perro pudiera consumir en el proceso digestivo.

En este caso las microvellosidadesse ven inflamadas o atrofiadas produciendo carencias que el animal intenta solventar consumiendo heces propias o de otros animales.

Este tipo de enfermedades sólo podrán ser diagnosticadas por un veterinario que lleve a cabo los exámenes correspondientes.

Mi perro come heces por ansiedad y estrés

Tu perro puede tener muchas razones para estresarse y llenarse de ansiedad, aunque no lo creas en estos animales pueden aflorar problemas muy complejos que pueden prevenirse con tan sólo cambiar algunas rutinas.

Lo primero que será necesario analizar será el horario y el número de comidas que le das a tu perro, si eres de los que le das una sola comida a tu amigo lo estás haciendo mal.

Un perro que come una sola comida diaria sin un horario determinado puede correr el riesgo de sufrir patologías como la dilatación-torsión de estómago sin  dejar de mencionar la incomodidad que siente el can cuando le cambian constantemente la hora de comida.

Si tienes un perro con una edad menor a 3 meses tienes que entender que debe comer de 4 a 6 veces al día, claro que sin exagerar en las porciones dándole sólo lo necesario.

Cuando un perro tiene de 3 a 12 meses se recomienda que coma de 3 a 4 comidas diarias y con perros mayores de 1 año podemos darle 3 raciones al día en especial cuando se trata de razas grandes.

Un horario bien planificado y una distribución correcta en las raciones de comida del día evitarán el estrés producido por hambre  y será menos probable que tu perro coma heces por ansiedad.

La soledad y a falta de ejercicio nunca serán buenas amigas para tu perro. Evita dejar sólo a tu perro y llévalo de paseo con más frecuencia.

Una rutina que incluya juegos en donde el perro corre o hace alguna actividad en donde gaste la energía y el estrés acumulado serán beneficiosa para el animal.

Existen juguetes que funcionan muy bien para entretener a tu perro y son de gran ayuda para que tu amigo disminuya sus niveles de ansiedad cuando tú no estás en casa.

Mi perro come heces por temor e imitación

Imitar y repetir lo que se ve no es una actividad exclusiva de los humanos, los cachorros pueden aprender a hacer cosas increíbles sin nosotros pretender enseñarles.

Cuando recoges las heces el perro puede analizar que realmente es una tarea con la que no te gusta lidiar, el animal en consecuencia puede tomar la iniciativa de hacerlo el mismo para evitarte la molestia.

Si tu reacción es gritarle  y castigarle por hacer sus necesidades dentro de la casa, tu amigo puede verse muy afectado y tome la decisión de comer sus propias heces para evitar dicha situación.

Sólo podrás superar esto entrenando a tu perro para que haga sus necesidades en el lugar correcto pero sin regaños ni gritos que puedan traumar aún más al perro.

Espero que os haya gustado el artículo y si tenéis cualquier duda podéis ponerlo en los comentarios, si queréis podéis uniros a nuestra página de Facebook en el que iremos compartiendo tips y la mejores ofertas para correr con tu perro.

Si quieres también puedes visitar los productos que tenemos de Canicross para que puedas correr de la forma más segura con tu perro y fiel amig@.

¡Hablamos por facebook!

Un fuerte abrazo y un lametón cariñoso de Jalisco 🐶

Tienda Canicross

Deja un comentario